Letanías de la Virgen

En la iglesia católica luego de rezar el Santo Rosario es común recitar las letanías de la Virgen; éstas son una especie de rogativa o súplica que se le hace a Dios con mucha fe, y en las cuales se pone como medianeros a Jesucristo, la Virgen y los santos. En esta ocasión quisimos indagar un poco más sobre la letanía para que todo aquel creyente pueda recitarla.

Letanías de la Virgen: ¿Qué son y cómo recitarlas?

Las letanías de la Virgen es una súplica que se hace a Dios, y se recitan una vez finalizado el rezo del Santo Rosario, justo luego de haber terminado con los misterios del día.

Aunque es importante resaltar que éstas pueden ser recitadas en cualquier momento, pero claramente su uso está asociado principalmente a la devoción del Santo Rosario de la Virgen María; es por ello que lo más común es hacerlo finalizando los misterios.

Recitar las letanías de la Virgen es muy fácil, pero si no sabes cómo es la oración, no te preocupes porque a continuación la mencionamos. Cabe resaltar que las frases que se encuentran en negrita, corresponden a la parte responsorial de las letanías.

Señor, ten piedad

Señor, ten piedad

Cristo, ten piedad

Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad

Señor, ten piedad

Cristo, óyenos

Cristo, óyenos

Cristo, escúchanos

Cristo, escúchanos

Dios, Padre celestial,

Ten piedad de nosotros.

Dios, Hijo, Redentor del mundo,

Ten piedad de nosotros.

Dios, Espíritu Santo,

Ten piedad de nosotros.

Santísima Trinidad, un solo Dios,

Ten piedad de nosotros.

Santa María,

  • Ruega por nosotros

Cuando llegamos a este punto de la oración, debemos emplear el “ruega por nosotros” como respuesta a todas las frases siguientes:

  • Santa Madre de Dios,
  • Santa Virgen de las Vírgenes,
  • Madre de Cristo,
  • Madre de la Iglesia,
  • Madre de la divina gracia,
  • Madre purísima,
  • Madre castísima,
  • Madre siempre virgen,
  • Madre inmaculada,
  • Madre amable,
  • Madre admirable,
  • Madre del buen consejo,
  • Madre del Creador,
  • Madre del Salvador,
  • Madre de misericordia,
  • Virgen prudentísima,
  • Virgen digna de veneración,
  • Virgen digna de alabanza,
  • Virgen poderosa,
  • Virgen clemente,
  • Virgen fiel,
  • Espejo de justicia,
  • Trono de la sabiduría,
  • Causa de nuestra alegría,
  • Vaso espiritual,
  • Vaso digno de honor,
  • Vaso de insigne devoción,
  • Rosa mística,
  • Torre de David,
  • Torre de marfil,
  • Casa de oro,
  • Arca de la Alianza,
  • Puerta del cielo,
  • Estrella de la mañana,
  • Salud de los enfermos,
  • Refugio de los pecadores,
  • Consoladora de los afligidos,
  • Auxilio de los cristianos,
  • Reina de los Ángeles,
  • Reina de los Patriarcas,
  • Reina de los Profetas,
  • Reina de los Apóstoles,
  • Reina de los Mártires,
  • Reina de los Confesores,
  • Reina de las Vírgenes,
  • Reina de todos los Santos,
  • Reina concebida sin pecado original,
  • Reina asunta a los Cielos,
  • Reina del Santísimo Rosario,
  • Reina de la familia,
  • Reina de la paz.

Y finalizamos con el Cordero de Dios.

  • Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
  • Perdónanos, Señor.
  • Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
  • Escúchanos, Señor.
  • Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
  • Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo, Amén.

Letanías de la Virgen

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to top