¿Cómo rezar la liturgia de las horas?

Para aquellas personas que se inician en el mundo de la oración, quizás les resulte un poco complicado el saber cómo rezar la liturgia de las horas. Sin embargo, esto es muy sencillo si contamos con algún libro o aplicación que nos oriente en las oraciones.

¿Cómo rezar la liturgia de las horas?

La Liturgia de las Horas es la estructura de oración que siguen la mayoría de los monasterios cristianos. Existen una amplia variedad de liturgias para diversas tradiciones dentro del cristianismo; bien sea las ortodoxas, católicas, anglicanas e incluso para las diferentes comunidades religiosas.

Año litúrgico

Cabe destacar que el periodo de oraciones inicia con lo se conoce como el “año litúrgico” el cual comienza a finales de noviembre de un año y finaliza a comienzos de noviembre del año siguiente.

A lo largo de todo el año litúrgico, se llevan a cabo celebraciones como la Navidad, Cuaresma, entre muchas otras; las cuales se clasifican en tiempos semifuertes, débiles, fuertes y fortísimos. Y todos estos influyen en cómo rezar la liturgia de las horas.

Las cuatro semanas del salterio

La Liturgia de las Horas contiene un ritmo mensual de cuatro semanas, que se llaman las “cuatro semanas del Salterio”, ya que a lo largo de ellas se utilizan todos los salmos.

Calendario santoral

El calendario santoral hace referencia a todas aquellas celebraciones relacionadas a el recuerdo de los santos y de ciertos hechos de carácter memorable en la vida de Jesús o de la Virgen y son de influencia al momento de rezar la liturgia de las horas.

Estas se clasifican de acuerdo a su importancia, pueden ser memorias, o conmemoraciones.

Las memorias a su vez, se clasifican en: obligatorias, libres y conmemoriales.

  • Las memorias obligatorias se celebran siempre.
  • Las memorias libres pueden ser rezadas o no, es decir, son opcionales.
  • Las conmemoraciones son un recuerdo de un santo que se hace al final de una celebración de tiempo fuerte.

 La semana litúrgica

Todo comienzo se da el día domingo. Por lo cual la semana litúrgica va desde el domingo al sábado. Cada uno de estos días es muy importante para rezar la liturgia de las horas.

  • Domingo: de carácter glorioso siempre, incluso en Cuaresma.
  • Lunes: en este día los salmos hacen referencia generalmente a las contrariedades de la vida y las dificultades.
  • Martes: los salmos “responden” con acción de gracias al día anterior por la salvación que Dios nos ofrece.
  • Miércoles: es un día en el que los salmos serán semipenitenciales.
  • Jueves: los salmos recuerdan la gloria que nos espera.
  • Viernes: en este día los salmos son de carácter penitencial. Sin embargo, en la noche culminan en acción de gracias.
  • Sábado: los salmos son de espera y silencio.

Las horas

Una vez definida toda la semana litúrgica, es importante aclarar que dentro de cada día existen las horas:

Las horas mayores:

  • Laudes: es oración de la mañana, en agradecimiento por un nuevo día y esperanza.
  • Vísperas: es una oración del atardecer-noche, y hace referencia al agradecimiento del día transcurrido.

Las Horas Menores:

  • El Oficio de Lecturas: no tiene una hora en específico, ya que puede hacerse en cualquier momento. Consiste en una meditación en la Biblia y en el pensamiento divino.
  • El Invitatorio: si comienza el día litúrgico con el Oficio de Lecturas, se antepone una breve introducción (si el día comienza por Laudes es de carácter opcional).
  • Hora Intermedia: es una pausa en las actividades diarias. Se suele vincular a las tres horas (9/12 hs), Sexta (12/15 hs) o Nona (15/18 hs). Sin embargo, no es costumbre el rezar las tres; sino sólo una de ellas.
  • Las Completas: es la oración final del día.
¿Cómo rezar la liturgia de las horas?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to top